jueves, 17 de mayo de 2012

PRUEBA OCULAR ZOOM 24-8 CELESTRON

El pasado dia 15 me fui a hacer una prueba de campo del nuevo ocular zoom de Celestron. Lo probé en mi dobson 200/1200 goto y la noche se presentaba oscura y con buen seeing.

El aspecto externo del ocular es bastante bueno, con una caja de protección de calidad, tapas de la óptica buenas y una cubierta de goma muy adecuada al tacto y que permite cambiar de focal con mucha suavidad.
El aspecto externo del ocular es muy bueno, y la caja de guardado tambien se la ve de calidad.
Una vez montado y aclimatado el equipo, mi primer objetivo fue Saturno, a focal máxima se lo veia pequeño, bien recortado y se distinguia sin dificultad Titan. El campo aparente de 60º a este nivel de ampliación se nota y el planeta se recortaba sin dificultades. Me sorprendió la puntualidad de las estrellas en el borde del campo, mejor incluso que algunos otros oculares ploss de los que dispongo, eso si, quizás sea un poco mas oscuro que mi 25 mm y no creo que sea solo debido a la presencia de mas lentes. Dando zoom a fondo lo pongo a 8 mm de focal y lo primero que me sorprende es que la pupula de salida es muy amplia para este nivel de aumento, con mi  ploss de 10 mm me da la impresión de mirar a traves de un tunel, pero con este ocular la comodidad de la observación es evidente. El único pero para la observación planetaria es que da un exceso de campo, y hace que no nos centremos bien los detalles planetarios, a pesar de que se distinguian sin ninguna dificultad las bandas ecuatoriales del planeta y los anillos con un nivel de contraste bastante bueno. Seguidamente, dirigí el telescopio a Marte, el tamaño angular del planeta no ayuda, pero pude distinguir Syrtis Major y el casquete polar en las ventanas de buena visibilidad.

A continuación hice una prueba de espacio profundo, centrandome primero en cumulos globulares, y la verdad es en este tipo de objetos en los que el ocular hace un buen trabajo, dar aumentos sin cambiar de ocular hasta alcanzar la ampliación optima es sumamente cómodo, en M 13 empiezas viendo una bolita de algodón y se va aumentando hasta llegar mas o menos a una focal de 15-18 mm en la cual se empiezan a resolver las estrellas individuales y es mágico. M 3 también brillaba a traves de este ocular, y cayó tambien algún otro que no voy a enumerar para no alargar en exceso el analisis.

Seguidamente, empezé a hacer pruebas en galaxias, comencé con M 81 y M 82: primera decepción a duras penas cojen en el campo del 24 mm, había visto estas galaxias con anterioridad con un modesto ploss de 25 mm y la imagen era mucho mejor en este último. A continuación puse en goto en dirección al triplete de Leo,  y la imagen no pasaba de 3 pequeñas volutas de humo sobre el cielo negro, apenas apreciándose mas detalles. Probé con el remolino, la galaxia del sombrero, pero el nivel de detalle no fue del todo satisfactorio, a pesar de que en esta ultima se podian apreciar alguna que otra nube de polvo oscuro que recorren su ecuador galáctico. La última prueba fue en M57, la nebulosa del anillo, y aqui si, al dar aumento se distingue el anillo sin problemas y muy contrastado, parece que en nebulosas planetarias se va a defender bastante bien.

Conclusión: es un ocular de calidad que se defiende sin alardes en observación planetaria, excelente elección para observar cúmulos globulares y nebulosas planetarias y flojea un poco a la hora de observar galaxias. Queda pendiente una prueba con nebulosas difusas y de reflexión pero imagino que en breve podré ponerme a ello. Lo mejor del ocular es como conserva la pupila de salida a grandes aumentos y logicamente no tener que enfocar entre los distintos rango focales. Lo peor es que quizás sea un poco oscuro para la observación de las estructuras galácticas, pero es posible que sea también una impresión subjetiva al estar acostumbrado a observarlas con oculares de mayor rango focal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario